tecnología, educación y subjetividad
Currently Browsing: Arq. de la información

Usabilidad: cuando un botón basta para un cambio

Mientras seguimos procesando los datos de un estudio de usabilidad que realizamos este fin de semana, . Encuentro en la web un ejemplo que muestra como pequeñas cosas, quizás diseñadas con buena voluntad, pero encapsulada en un modelo mental muy restringido, hace desastres en un sitio.

En kabytes leo Usabilidad: El botón de los 300 millones de dólares:

“…En este sitio en particular los clientes que querían efectuar una compra debían previamente registrarse, el problema se presentaba cuando los clientes volvían para comprar otra cosa o querian finalizar la compra vigente, muchos olvidaban que estaban registrados, o bien olvidaban sus datos de ingreso al sistema. Esto logro que existan personas registradas más de 10 veces en el sitio. En fin una infinidad de problemas y molestias para los clientes que simplemente quería llenar unos datos, pagar y tener su producto. ¿Cual fue la solución? Sencillo, los diseñadores quitaron el botón de registrar del proceso de compra y en su lugar colocaron un botón de continuar con una leyenda que decía “Usted no necesita crear una cuenta para realizar compras en nuestro sitio. Simplemente haga clic en Continuar para proceder a la caja. Para hacer que su futura compra sea aún más rápida, usted puede crear una cuenta en la caja“

El articulo original comentado se encuentra en User interface Engineering y muestra que el cambio realizado termino generando 300 millones de dólares, perdidos antes por ignorar que quieren los usuarios.

Claramente las personas que realizaron el estudio de usabilidad señalan que los clientes ante el registro sontenian que no estaban en el sitio para hacer relaciones sino para comprar.

“…We conducted usability tests with people who needed to buy products from the site. We asked them to bring their shopping lists and we gave them the money to make the purchases. All they needed to do was complete the purchase.We were wrong about the first-time shoppers. They did mind registering. They resented having to register when they encountered the page. As one shopper told us, “I’m not here to enter into a relationship. I just want to buy something.”Some first-time shoppers couldn’t remember if it was their first time, becoming frustrated as each common email and password combination failed. We were surprised how much they resisted registering…”

Lección para diseñadores y especialistas en marketing que a veces no conocen como usan las web sus clientes.

Share

Más de “cloud computing”

En el post anterior La “cloud computing” en un escenario de futuro incierto ,   

se menciona la presentación de Elena Benito que agrego aquí.

Share

La "cloud computing" en un escenario de futuro incierto

Para el usuario común se hace difícil entender cualquier cambio de paradigma, sea este emergente, el resultado de una moda pasajera, o una tendencia que se consolida. Manuel, Rosa, Joaquín no saben de web 2, web3 o de nubes de programas que flotan. Al fin y al cabo son usuarios y si se han convertido en prosumidores lo han hecho en aquellas aplicaciones que les dan sencillez y confianza. Siempre he señalado que la tecnología computacional y sus derivados producen efectos de transparencia pero no son trasparentes en si mismo, incluso en muchas oportunidades poco usables.

En el caparazón, Dreig, publica ¿Qué es el Cloud Computing? Definición, tendencias y precauciones., donde hace un interesante recorrido para entender “lo que vendrá” y nos dice:

“…Diría, a efectos de que entendáis el concepto, que cloud computing es lo que todos llevamos haciendo desde hace tiempo en la web 2.0.

NO es lo esencial en la web 2.0 (de hecho, podemos interactuar en nuestras redes sociales desde el escritorio con cosas como Adobe AIR), pero sí una forma de posibilitar lo esencial de esta nueva web: la interacción social (WEB SOCIAL)

Definido de otro modo, el Cloud computing sería la la tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web.

WebOs (sistemas operativos para la web), Ubicuidad (el hecho de que nuestros datos o aplicaciones estén disponibles desde cualquier lugar) o Web 4.0 (el término que se impondrá para definir esta nueva web ubicua y que se desarrollará en paralelo a la Web 3.0 ya mimetizada con lo semántico), serían términos relativos al tema…”

Les recomiendo leer todo el articulo porque allí se plantean los problemas y posibles beneficios del uso de las “nubes” y las advertencias que ya había señalado en “Internet: un futuro de jardines vallados (y cómo evitarlo):

“…Ordenadores, dispositivos, redes abiertas que faciliten la optimización, mediante la inteligencia colectiva, por parte de terceros, o cierta tendencia retrógrada que nos llevaría a volver a preferir la seguridad de entornos cerrados…”

Esta discusión se esta dando más en el plano de los desarrolladores pero falta sin dudas desde analizar hasta “convencer” a Manuel, Rosa, Joaquín de que el porvenir de la Web le hará las cosas más fáciles, a ellos que no saben de dispositivos y que “navegan” en busca de obtener o producir información, ese es su objetivo y los medios hasta hoy son un mal necesario para obtenlo.

Share

La “cloud computing” en un escenario de futuro incierto

Para el usuario común se hace difícil entender cualquier cambio de paradigma, sea este emergente, el resultado de una moda pasajera, o una tendencia que se consolida. Manuel, Rosa, Joaquín no saben de web 2, web3 o de nubes de programas que flotan. Al fin y al cabo son usuarios y si se han convertido en prosumidores lo han hecho en aquellas aplicaciones que les dan sencillez y confianza. Siempre he señalado que la tecnología computacional y sus derivados producen efectos de transparencia pero no son trasparentes en si mismo, incluso en muchas oportunidades poco usables.

En el caparazón, Dreig, publica ¿Qué es el Cloud Computing? Definición, tendencias y precauciones., donde hace un interesante recorrido para entender “lo que vendrá” y nos dice:

“…Diría, a efectos de que entendáis el concepto, que cloud computing es lo que todos llevamos haciendo desde hace tiempo en la web 2.0.

NO es lo esencial en la web 2.0 (de hecho, podemos interactuar en nuestras redes sociales desde el escritorio con cosas como Adobe AIR), pero sí una forma de posibilitar lo esencial de esta nueva web: la interacción social (WEB SOCIAL)

Definido de otro modo, el Cloud computing sería la la tendencia a basar las aplicaciones en servicios alojados de forma externa, en la propia web.

WebOs (sistemas operativos para la web), Ubicuidad (el hecho de que nuestros datos o aplicaciones estén disponibles desde cualquier lugar) o Web 4.0 (el término que se impondrá para definir esta nueva web ubicua y que se desarrollará en paralelo a la Web 3.0 ya mimetizada con lo semántico), serían términos relativos al tema…”

Les recomiendo leer todo el articulo porque allí se plantean los problemas y posibles beneficios del uso de las “nubes” y las advertencias que ya había señalado en “Internet: un futuro de jardines vallados (y cómo evitarlo):

“…Ordenadores, dispositivos, redes abiertas que faciliten la optimización, mediante la inteligencia colectiva, por parte de terceros, o cierta tendencia retrógrada que nos llevaría a volver a preferir la seguridad de entornos cerrados…”

Esta discusión se esta dando más en el plano de los desarrolladores pero falta sin dudas desde analizar hasta “convencer” a Manuel, Rosa, Joaquín de que el porvenir de la Web le hará las cosas más fáciles, a ellos que no saben de dispositivos y que “navegan” en busca de obtener o producir información, ese es su objetivo y los medios hasta hoy son un mal necesario para obtenlo.

Share

Cuando una Web se diseña para “gente como uno”

logo de la w3c

Siempre es difícil opinar sobre el trabajo de otro, más si es un empleado de una empresa de amigos. Así todo esta tarde ante una pregunta simple, ¿Porqué de mi Web solo se ve el menú en una búsqueda en google?, comprendí que debería ser cuidadoso y preciso en mi respuesta. Teniendo en mente el problema, llamé a mi amigo Karpicius (diseñador Web que respeta los estandares) y le plantee la problemática buscando una segunda opinión. Fue tajante, nunca van a aparecer porque no tiene marcado semántico y esta diseñada con un estilo de hace 6 años combinando tablas, script y flash.

Pero el tema que me deja pensando no es este caso, sino el de cualquier empresa que contrata a alguien para que le diseñe un sitio Web, que tiene antecedentes, trabajos y un curriculum universitario en diseño. ¿Entonces cual es el problema?, que diseña para personas inmediatistas, que ven lo bonito pero no diseñas para maquinas ni para la recuperación de la información. Hay clientes poco exigentes y clientes que quieren ver sus resultados, que se cumplan sus objetivos, al tener un sitio, más allá de bonitos afiches transformados en sitios Web.

¿Dónde esta el problema?. ¿Qué hacer con la diseñadora?. Básicamente esta diseñadora como muchos hace lo que aprendió y si los estandares, la accesibilidad, la recuperación de la información no estuvieron en su formación delante del carro de la estética, los resultados parecen interesantes pero son pan para hoy y hambre para mañana.

La respuesta como dice mi Alejandro Karpicius esta en una sola palabra “estandares”, algo que ayuda a perder el objetivo principal y andar por los caminos laterales.

Share

Más del ovillo que se teje en twine

Cuando publiqué hace unos días Twine viene llegando mencione que en Youtube faltaba un tutorial de Dolors Reig. La autora en un comentario al post me dejo direcciones donde encontrarlo con mejor calidad y aquí va la introducción conceptual:

Y volvemos a publicar el segundo vídeo ahora con mejor calidad

Gracias Dolors

Share

Twine viene llegando

logo de twineCarlos Guyot a publicado en La Nación Web 3.0. la semántica, donde plantea las problemáticas alrededor del tema de la inteligencia artificial.

“El futuro de Internet reactualiza la eterna discusión entre apocalípticos e integrados. ¿La Web semántica será un nuevo fracaso de la Inteligencia Artificial o su triunfo definitivo? Las primeras respuestas pueden buscarse en los pocos sitios que declaran estar aprovechando las primeras herramientas de la Web 3.0. Uno de ellos es Twine, una red social de conocimiento que permite buscar, descubrir, ordenar y compartir información a partir de los propios intereses. Allí uno puede guardar sus mails o sus páginas favoritas, y Twine, entre otras cosas, identifica el nombre de personas, lugares o empresas, generando automáticamente links valiosos dentro y fuera del propio sitio….”

Debo un post para el mencionado Twine donde algunas cuestiones de la Web semántica aparecen realizadas. La semana pasada junto a Alejandro Karpicius estuvimos probándolo y buscando limites. Como adelanto del post que vamos a escribir les dejo un tutorial de Dolors Reig, el segundo de una serie que le autora esta preparando (el primero no se encuentra en youtube momentáneamente)

Más información podemos encontrar en El caparazón en Tejido social de ovillos semánticos: Twine

Share
Page 2 of 712345...Last »
Powered by Wordpress | Designed by Elegant Themes